¿Quién fue Anton LaVey?

Anton LaVey

Anton LaVey (1930-1997) fue el fundador de la Church of Satan en Estados Unidos y es considerado el padre del Satanismo como religión organizada. De su nombre proviene la denominación «Satanismo laveyano» para caracterizar su filosofía, a la que a veces se conoce también como Satanismo ateísta.

Antes de Anton LaVey, el Satanismo no existía como religión organizada, aunque ya habían antecedentes del mismo como corriente de pensamiento, por ejemplo con Stanisław Przybyszewski. Sin embargo, a lo largo de la historia, la etiqueta de satanista había sido por lo general usada para simplemente estigmatizar todo aquello que la moral cristiana condenaba. Con LaVey se erigió como religión institucionalizada.

La filosofía de Anton LaVey se puede conocer a través de sus libros, de los cuales el más famoso es la Biblia Satánica. Sus otras obras son Los rituales satánicos, La bruja satánica, El Cuadernillo del Diablo y ¡Satán habla!

Antes del Satanismo

Si bien es conocido como Anton Szandor LaVey, su nombre real era Howard Stanton Levey, hijo de Michael y Gertrude Levey. Lamentablemente, gran parte de la información que existe sobre la vida privada de LaVey proviene del libro Vida secreta de un satanista: la biografía autorizada de Anton LaVey (1990), escrito por su pareja Blanche Barton, y muchos de los contenidos de ese libro han sido desmentidos como pura ficción.

Lo que sí hay de cierto es que LaVey trabajó como organista en bares y clubes nocturnos, a la vez que complementaba sus ingresos dictando seminarios cada viernes por la noche en su casa. Los seminarios versaban sobre temas esotéricos, mitología, religión y magia. A raíz de estas reuniones, LaVey comenzó a ganar popularidad localmente por su magnetismo personal y sus extravagancias. Muchos señalan estos seminarios como la semilla que daría origen a la Church of Satan.

La Church of Satan

En 1966, Anton LaVey fundó la Church of Satan con el propósito de crear la primera institución abiertamente identificada con un discurso satánico. A raíz de la fundación de la iglesia, LaVey pronto se convirtió en una celebridad y los medios periodísticos le dieron el mote de «el Papa Negro».

LaVey estaba interesado en tomar muchos de los símbolos e ideas estigmatizados por el cristianismo y revalorizarlos. La Church of Satan propone una unión entre psiquiatría y religión, donde Satán es visto como la personificación del individualismo y del librepensamiento, y en donde los rituales no son vistos como adoración a una entidad sobrenatural, sino que se trata de psicodramas.

La sede de la Church of Satan fue, desde 1966 hasta la muerte de LaVey, la célebre «Casa Negra», el hogar de LaVey y su familia en 6114 California St., donde se realizaron seminarios y rituales. Allí es donde se realizó el primer bautismo satánico, de su hija Zeena, en 1967.

Anton LaVey. Arte de Ego
Anton LaVey. Arte de Ego.

La familia LaVey

Si bien Anton LaVey disfrutaba y fomentaba la teatralidad, es innegable que realmente se identificaba con el Satanismo y su estilo de vida se condijo con la filosofía que predicaba. Su modelo de familia era la excéntrica familia Addams, de la popular serie televisiva de los años ’60.

LaVey tuvo tres hijos: Karla Maritza (con su primera esposa, Carole Lansing), Zeena Galatea (con Diane Hegarty) y Satan Xerxes Carnacki (con su última pareja, Blanche Barton). Luego de la muerte de Anton, la Church of Satan quedó en manos de Blanche Barton, y Karla abandonó la iglesia para fundar su propia organización, la Primer Iglesia Satánica, de la cual es máxima autoridad. Zeena fue una importante vocero de la Church of Satan durante los años ’60. Está distanciada del resto de su familia desde los años ’90.

Mitos sobre la vida de Anton LaVey

Como suele ocurrir con personajes tan controversiales, circulan muchos rumores acerca de la vida de Anton LaVey y a veces es difícil separar realidad de ficción. Algunas de las historias que se dicen sobre él son mitos que él mismo y sus familiares se ocuparon de difundir para aumentar la mística en torno a su persona. Otras fueron creadas y difundidas por sus críticos. Y otras, simples leyendas urbanas que circulan por internet. Recomendamos chequear el artículo Anton LaVey: Leyenda y Realidad escrito por su hija Zeena, donde desmiente muchas cosas que se dicen sobre su padre.

Es difícil saber qué hay de cierto y qué hay de falso en algunos casos ya que las diferentes versiones parten de intereses enfrentados: el de los allegados a LaVey que lo defienden, y el de quienes lo critican y atacan. Por eso, para conocer y juzgar a LaVey es preferible indagar menos en anécdotas y rumores, y más en sus escritos y entrevistas, que dan veraz testimonio de su inteligencia y originalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page