Babalon, La Ramera de Babilonia

Ramera de Babilonia

Se dice que es la madre de las fornicaciones y de las abominaciones de la tierra, que sus pecados han llegado «hasta el Cielo», y que quienes se acercan a ella «viven deliciosamente», obteniendo placeres sensuales y riquezas. Según las profecías, emergerá del Abismo el Día del Juicio Final, montada sobre la Bestia del Apocalipsis, y bebiendo la sangre de los santos y mártires en un cáliz. En este artículo conoceremos más sobre Babalon, también conocida como la Ramera de Babilonia, la Puta de Babilonia, la Mujer Escarlata, o la Diosa Roja.

Historia

El vínculo entre Babilonia y la práctica de ritos de prostitución tiene larga data. Según el historiador griego Heródoto en su obra Historias (de alrededor del año 430 antes de Cristo), en Babilonia existía la práctica de la prostitución sagrada. Toda mujer debía sentarse cerca del templo de Afrodita y tener sexo con un extraño a cambio de dinero, al menos una vez en la vida.

Los hombres pasaban por allí, elegían a las de su gusto, y les daban una cantidad de dinero diciendo «Te invito en el nombre de Mylitta». No importaba qué cantidad era ofrecida, la mujer no podía rechazar, ya que el dinero otorgado de esa manera era considerado sagrado, y las parejas ejercían el acto carnal allí mismo afuera del templo.

Mylitta no era otra que la diosa asiria Mullissu. Los griegos la llamaron Afrodita. Los romanos, Venus. Y el Imperio neoasirio le dio el nombre de Ishtar. Está presente en varias religiones y mitologías a lo ancho del mundo, como la diosa de la belleza, el sexo y la fertilidad. En muchos casos, los cultos alrededor de ella involucraron el ejercicio del sexo ritual, y sus sacerdotisas eran a la vez prostitutas.

La mención más famosa de la Ramera de Babilonia procede de la Biblia cristiana, más precisamente del Libro del Apocalipsis 17. Según la profecía que aparece allí, la Ramera de Babilonia surgirá del Abismo el Día del Juicio Final, montada sobre la Bestia del Apocalipsis.

A pesar de que existen diversas teorías acerca de la forma de interpretar la frase «Ramera de Babilonia» en ese pasaje, con algunos afirmando que se trata de un simbolismo que representa a Israel, Roma, Jerusalén, la Iglesia Católica y demás, está claro que existió una diosa que es la madre de las prostitutas y de la fornicación, y que tuvo su esplendor en Babilonia, como lo relatan Heródoto y otros autores.

Babalon se presenta

El sistema de magia enoquiana desarrollado por John Dee y Edward Kelley en el siglo XVI tiene un lenguaje propio llamado lengua enoquiana. De aquí procede una de las primeras referencias a la Ramera de Babilonia bajo el nombre Babalon. En esta lengua, la palabra BABALOND significa «prostituta», y BABALON significa «malvada». Al respecto, Dee y Kelly afirman haber recibido una supuesta comunicación en una visión, de la cual reproducimos un fragmento:

Soy desflorada, aún así soy virgen; santifico y no soy santificada. Dichoso es aquel que me abraza: porque en la temporada nocturna soy dulce, y en el día llena de placer. Mi compañía es una armonía de muchos símbolos y mis labios son más dulces que la propia salud. Soy una ramera para aquellos que me raptan, y una virgen para aquellos que no me conocen. Pues he aquí, soy amada por muchos, y soy amante de muchos; y todos los que vienen a mí como deberían, tienen entretenimiento.

Esta aparente contradicción entre ramera y virgen, entre el pecado y lo sagrado, suele aparecer en relación a la Ramera de Babilonia. Por ejemplo, se evidencia también en el texto gnóstico Trueno, Mente Perfecta, un manuscrito de la biblioteca Nag Hammadi, descubierto en 1945, donde un personaje femenino misterioso, que algunos identifican con Babalon, se presenta de la siguiente manera:

Soy la primera y la última.
Soy la honrada y la despreciada.
Soy la prostituta y la santa.
Soy la esposa y la virgen.
Soy la madre y la hija.

La Ramera de Babilonia es también conocida como Babalon, la Gran Madre o La Mujer Escarlata en la religión Thelema, fundada por el místico Aleister Crowley. Él la consideraba un símbolo de sensualidad femenina, y la identificó con Inanna e Ishtar. Crowley se sintió inspirado tanto por la mención en el Libro del Apocalipsis como por la experiencia relatada por John Dee y Edward Kelley, y se propuso establecer contacto con Babalon. Según cuenta en La Visión y la Voz (1911), supuestamente tuvo éxito en 1909, en el desierto algeriano, donde, según Crowley, Babalon se expresó así:

Soy la ramera que sacude a la Muerte.
Esta sacudida otorga la Paz del Deseo Satisfecho.
La Inmortalidad brota de mi cráneo,
Y la música de mi vulva.
La Inmortalidad brota también de mi vulva,
Pues mi Prostitución es un dulce aroma como un instrumento de siete cuerdas,
Tocado para Dios, el Invisible, el soberano de todo,
Que avanza emitiendo el agudo grito del orgasmo.

La apariencia de la Ramera de Babilonia

En el Libro del Apocalipsis se dice que la Ramera de Babilonia está vestida de rojo y púrpura, y adornada con muchas joyas. Está montada sobre la Bestia del Apocalipsis, que es de color rojizo y tiene siete cabezas y diez cuernos. El pasaje es el siguiente:

Y vino uno de los siete ángeles que tenían las siete copas, y habló conmigo, diciéndome: Ven acá, y te mostraré la condenación de la gran ramera, la cual está sentada sobre muchas aguas.
Con la cual han fornicado los reyes de la tierra, y los que moran en la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación. 
Y me llevó en Espíritu al desierto; y vi una mujer sentada sobre una bestia bermeja llena de nombres de blasfemia y que tenía siete cabezas y diez cuernos. 
Y la mujer estaba vestida de púrpura y de escarlata, y dorada con oro, y adornada de piedras preciosas y de perlas, teniendo un cáliz de oro en su mano lleno de abominaciones y de la suciedad de su fornicación; 
Y en su frente un nombre escrito: MISTERIO, BABILONIA LA GRANDE, LA MADRE DE LAS FORNICACIONES Y DE LAS ABOMINACIONES DE LA TIERRA.

La Ramera de Babilonia con la inscripción en su frente.
La Ramera de Babilonia con la inscripción en su frente.

En el Libro de Thoth, Aleister Crowley la describe de manera similar:

Ella cabalga a horcajadas sobre la Bestia; en su mano izquierda sostiene las riendas, representando la pasión que los une. En su mano derecha sostiene en alto el cáliz, el Santo Grial en llamas de amor y muerte.

En el Libro del Apocalipsis también se dice que está ebria con la sangre de los santos y mártires de Jesús, que bebe de su cáliz.

En la cultura popular

La Ramera de Babilonia tiene numerosas apariciones en la literatura, el cine y la TV. Aquí citamos tan sólo algunos ejemplos:

  • En la película Metrópolis (1927), el robot Maschinenmensch aparece en la forma de la Ramera de Babilonia, montada sobre una Bestia.
  • En la película La Profecía 2: La Maldición De Damien (1978), aparece una escultura antigua que representa a la Ramera de Babilonia.
  • La Ramera de Babilonia tiene un papel destacado en la trama de la película The Ninth Gate (1999).
  • Ha inspirado al personaje la Bruja Escarlata de los cómics de Marvel.
  • En uno de los episodios de la temporada 6 de la serie Dexter, aparece una pintura que la representa montada sobre la Bestia. Fue pintada por el artista Dave Lebow, y la reproducimos a continuación.
La Ramera de Babilonia, por Dave Lebow.
La Ramera de Babilonia, por Dave Lebow.

1 comentario en “Babalon, La Ramera de Babilonia”

  1. Un deleite la redacción, elogió a uno de los siete pecados capitales. Deseo embriagar todos mis sentidos con sus sabores más íntimos tal cual lo hace Babalon.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page