Compendium Maleficarum, de Francesco Maria Guazzo

Compendium Maleficarum

El Compendium Maleficarum es uno de los tratados sobre brujería más famosos, especialmente porque describe en detalle los pasos para pactar con Satán. Fue escrito en latín por Francesco Maria Guazzo, y publicado en Milán en 1608.

Aunque el Compendium Maleficarum es famoso por describir el Pacto con Satán, lo cierto es que el resto del contenido es igualmente interesante, siendo uno de los manuales de brujería más extensos y completos que hay. De hecho, el título Compendium Maleficarum significa «Compendio de Brujería», y en esta obra Guazzo intenta realizar justamente un compendio de todos los conocimientos existentes en esa época sobre el tema. Entre otros asuntos, trata sobre los diversos poderes de las brujas, sus pócimas, íncubos y súcubos, las categorías de demonios y mucho más. La obra consta de tres libros. Aquí exploramos su contenido.

Libro Primero

Las brujas pueden, con la ayuda de demonios, sacudir los elementos y alterar la verdadera apariencia de las cosas. Pueden predecir el futuro. Confunden las mentes de los hombres con sueños; y con el solo poder de sus encantos pueden causar muerte.

Compendium Maleficarum, Libro Primero

El primer libro del Compendium Maleficarum comienza explicando en qué consiste la magia, qué tipos de magia existen, y cómo producen efectos en el mundo real. Luego se explaya acerca de cómo las brujas utilizan la magia con la ayuda del Diablo, y qué poderes obtienen de esa manera.

También se explican las diferentes prácticas adivinatorias, entre las que se encuentran la Onomancia y la Teofanía, la Quiromancia, la Axiomancia, la Lecanomancia, la Catoptromancia, la Piromancia, la Geomancia, la Necromancia o Nigromancia, la Capnomancia, la Cosinomancia, la Hidromancia, la Cosmología y la Aeromancia.

También se enumeran y explican los diferentes nombres, motes y formas del Diablo.

A continuación se trata el tema de los Pactos con Satán, explicando que existen dos clases de Pacto: expreso o tácito. El Pacto expreso es el cual uno hace personalmente frente al Diablo. El Pacto tácito puede ser realizado a través de un intermediario, cuando el pactante tiene miedo de ver o hablar directamente con Satán. Guazzo luego detalla los 11 pasos de la ceremonia del Pacto expreso, durante el cual el pactante renuncia a la fe cristiana y expresa su lealtad a Satán, a cambio de placeres en ésta y la otra vida.

El siguiente tema en ser tratado es el de los íncubos y súcubos, sensuales demonios que visitan por las noches a hombres y mujeres para tener sexo con ellos y, en algunos casos, incluso procrear. Guazzo explica aquí la manera en que esto ocurre, y cómo estos demonios son capaces de engendrar con humanos.

El primer libro del Compendium Maleficarum también trata la cuestión de los sabbats o aquelarres, reuniones de brujas que tienen lugar durante las noches y son presididas por Satán en la forma de una cabra. Guazzo hace una descripción pormenorizada de todo lo que ocurre en los sabbats, durante los cuales las brujas comen, danzan, honran a Satán y tienen relaciones sexuales con demonios.

No hay poder en la tierra que se compare al poder de los demonios.

Compendium Maleficarum

El primer libro termina explicando varios poderes de las brujas, como el de transmutar personas en animales, dar el don del habla a animales, y crear resistencia al dolor y la tortura.

En el primer libro del Compendium Maleficarum también se incluye la clasificación de demonios de Guazzo. Los distingue en:

  • Ígneos. Estos moran muy alto en el aire y nunca bajan a la tierra ni tienen tratos con los humanos.
  • Aéreos. Moran también en el aire pero más bajo, y tienen trato con humanos y pueden aparecérseles. Pueden también bajar al Infierno.
  • Terrestres. Viven en bosques y selvas, otros en cavernas.
  • Acuosos. Viven bajo el agua en ríos y lagos. Están llenos de ira y son turbulentos. Son los que crean las tormentas en el mar.
  • Subterráneos. Viven en cuevas y cavernas en las montañas. Estos son los más agresivos. Causan terremotos, vientos e incendios.
  • Lucífugos. Se llaman así porque detestan la luz. Nunca aparecen de día, y sólo asumen forma corpórea de noche. Asmodeo es uno de ellos. Esta clase de demonios no tiene tratos con brujas, y son inmunes a encantamientos.

Libro Segundo

La avaricia de Satán es siempre infinita e insaciable.

Compendium Maleficarum, Libro Segundo

La segunda parte del Compendium Maleficarum lleva por título «Libro Segundo, sobre las distintas clases de brujería y otros asuntos que deberían ser sabidos». Este libro está dedicado a muy variados temas en torno a la práctica de la brujería, como la confección de pociones y venenos, la causación y cura de enfermedades, la creación de bombas incendiarias y la utilización de cadáveres para hechizos.

Por ejemplo, un apartado está especialmente dedicado a las pociones soporíferas, es decir, las que pueden dormir a la gente. Guazzo explica que las brujas utilizan estas pociones para dejar a sus víctimas indefensas y aprovecharse de ellas. Otra sección se refiere a la manera en que las brujas son capaces de causar impotencia sexual en sus víctimas.

Pero no todo trata sobre las brujas. También se habla de cómo los demonios causan enfermedades, y de cómo Satán es capaz de mantener su poder sobre los hombres generación tras generación en una misma familia, y de crear revelaciones y apariciones. También se dedican apartados para cuestiones de tipo judicial, como los juicios por combate y la purga por fuego en la hoguera.

Libro Tercero

La brujería es una forma de magia por la cual, con la ayuda de un demonio, un hombre le causa daño a otro.

Compendium Maleficarum, Libro Tercero

El Libro Tercero del Compendium Maleficarum es el más breve de los tres, y está dedicado a la remoción de brujerías. Primero Guazzo define qué es la brujería, entendida como una de las formas de la magia, y detalla qué instrumentos utilizan las brujas en su arte.

Luego se explica cómo reconocer a los demoníacos —personas poseídas por demonios—, y cómo diferenciarlos de las personas que han sido meramente embrujadas, es decir, que son víctimas de un hechizo. Guazzo hace dos largas listas de síntomas, una para cada caso, explicando cada síntoma. Finalmente se incluye una lista de remedios espirituales para solucionar tanto la posesión como el embrujamiento.

Un dato interesante es que a lo largo de todo el Compendium Maleficarum, Guazzo cita varias veces y utiliza como fuente de información al Malleus Maleficarum, otro famoso tratado de brujería, publicado más de 100 años antes.

3 comentarios en “Compendium Maleficarum, de Francesco Maria Guazzo”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page