¿Qué es un súcubo?

Demonio Súcubo

Se llama súcubo a un tipo de demonio o espíritu femenino que aparece durante la noche y seduce a los hombres en sus camas. La palabra procede del latín succuba que significa «amante» y que a su vez proviene de succubare, «recostarse». El equivalente masculino del súcubo es el íncubo, que en lugar de visitar a los hombres visita a las mujeres para abusar de ellas.

Según el folklore judío y como consta en el Zohar, la primera mujer de Adán, Lilith, se fue del Paraíso dejando a Adán y se unió al demonio Samael, convirtiéndose en el primer súcubo. En la Cábala se dice que hubo cuatro súcubos que se aparearon con Samael. Son las reinas originales de los demonios, y son conocidas como los cuatro ángeles de la Prostitución Sagrada: Lilith, NaamahAgrat bat Mahlat y Eisheth Zenunim.

Los súcubos suelen tomar la apariencia de hermosas mujeres a primera vista, pero luego revelan deformidades monstruosas. Por eso en el arte aparecen tanto como mujeres atractivas como bajo la forma de demonios abominables, o con atributos de ambos, como una mujer con alas de murciélago o cola de serpiente.

Comúnmente se dice que los súcubos visitan a los hombres por las noches para robar su energía vital, dejándolos débiles o incluso matándolos. Se dice que penetrar a un súcubo se siente como entrar a una caverna de hielo. Los monjes medievales solían culpar a los súcubos por sus sueños eróticos y pensamientos pecaminosos.

Libros sobre los súcubos

Según el Malleus Maleficarum o Martillo de las Brujas escrito en 1486, los súcubos recolectan semen de las víctimas que seducen, y luego ese semen es utilizado por los íncubos para fertilizar mujeres. Los niños así nacidos tendrían deformidades o serían especialmente susceptibles a influencias sobrenaturales.

Pero la obra que se explaya más sobre el tema es el tratado Demonialidad: Íncubos y Súcubos, escrito en el siglo XVII por Ludovico María Sinistrari. Allí Sinistrari abarca una gran cantidad de cuestiones sobre estos demonios: si son criaturas espirituales o materiales, cuál es su origen, si son capaces de nacer y morir, si son capaces de engendrar con humanos, cuál es su relación con Satán y las brujas, y mucho más.

Mitos sobre los súcubos en el mundo

Es interesante notar que los súcubos aparecen en diversas mitologías y religiones del mundo, bajo distintos nombres. Por ejemplo, en el folklore germánico y eslavo, se llama maras a los demonios que visitan a las personas durmientes por las noches y se recuestan sobre ellos. La creencia en las maras tiene larga data y puede rastrearse nada menos que a la saga Ynglinga del siglo XIII. En Hungría, se llaman Lidérc. En Estonia, Painaja o Külmking. En Tailandia, ผีอำ, que significa «fantasma». Y en Turquía, Karabasan.

Las características de los súcubos son muy similares en todos los casos y en todos los continentes. En la escritura budista Dharani Sutra of Amoghapāśa, se menciona que existen demonios que atacan por la noche, y que absorven la energía de sus víctimas haciéndoles el amor. En la mitología árabe, se llama qarînah a los espíritus que visitan por la noche y tienen relaciones sexuales con sus víctimas. En Zanzibar, se conoce como Popobawa a un espíritu con alas de murciélago que procede de la misma manera. De acuerdo a creencias africanas, los hombres que manifiestan haber tenido relaciones con súcubos en sueños se sienten inmediatamente exhaustos, como si alguien hubiese robado su energía.

Las leyendas sobre los súcubos están íntimamente asociadas a los mitos sobre vampiros. Tanto los súcubos como los vampiros son demonios de la noche, que atacan a sus víctimas en sus camas y absorben su energía vital.

Las visitas de los súcubos

Las visitas de súcubos no son sólo material de leyenda y mito, sino que en la actualidad hay personas en todo el mundo que reportan encuentros con súcubos por las noches. El fenómeno es tan extendido que se han hecho estudios al respecto, intentando dar una explicación a estos reportes.

De acuerdo a un artículo científico titulado Unusual cases of succubus: A cultural phenomenon manifesting as part of psychopathology, quienes dicen haber sido visitados por súcubos son por lo general hombres jóvenes, y reportan haber experimentado tener relaciones sexuales con una entidad contra su voluntad. Dicen haber vivido esto durante la noche, al estar acostados en la cama, cuando sintieron que eran tocados por una mujer, a la que describen como atractiva. Describen haber sentido que esa mujer tocó sus partes privadas, causando erección y eyaculación.

En todos los casos, quienes fueron visitados por súcubos dicen que lo que ocurrió fue contra su voluntad, que no han tenido manera de defenderse, y muestran ansiedad y miedo debido a la experiencia. En muchos casos afirman que las visitas de súcubos no han ocurrido una sola vez, sino que se han repetido en varias noches. En algunos casos expresan que ha ocurrido mientras estaban despiertos, y en otros estando dormidos, y que en esos casos la experiencia los despertó.

Otro aspecto llamativo del fenómeno es que los hombres que han sido visitados por súcubos en general no tienen ningún historial de enfermedad mental, pero luego de haber sido visitados por un súcubo muestran un rápido deterioro físico y mental. Los síntomas de pérdida de energía y salud se condicen con las leyendas.

Los súcubos en la cultura popular

Estas criaturas aparecen en muchas obras literarias. Por ejemplo, el cuento «El Súcubo» de Honoré de Balzac relata el juicio hecho a una mujer acusada de ser un súcubo en 1271. Otros autores que han incluido súcubos en sus textos han sido Stephen King, Orson Scott Card, Jonathan Stroud, y Stephanie Meyer.

En la actualidad siguen apareciendo en la cultura popular en toda clase de obras de ciencia ficción y fantasía, así como también en el arte, la literatura, el cine, los cómics, la música y los videojuegos. Por ejemplo, en una escena de la película Los Cazafantasmas (1984), un súcubo visita por la noche a Ray Stantz para tener relaciones con él. Por su parte, la película de Disney Maleficent (2014) representa al personaje central, Maleficent o Maléfica, como un súcubo con cuernos y alas de murciélago.

Súcubo visita a Ray Stantz en la película Los Cazafantasmas
Súcubo visita a Ray Stantz en la película Los Cazafantasmas (1984).

2 comentarios en “¿Qué es un súcubo?”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *