Eisheth Zenunim, Demonio de la Prostitución

Eisheth Zenunim

Eisheth Zenunim es un demonio súcubo, princesa de los Qliphoth, esposa de Samael, personificación del pecado, y uno de los cuatro Ángeles de la Sagrada Prostitución. Aquí conocemos sobre ella.

La Historia de Eisheth Zenunim

El nombre Eisheth Zenunim proviene del hebreo אֵשֶׁת זְנוּנִים, que significa literalmente «Mujer de Prostitución». Todo lo que sabemos sobre ella procede de la literatura cabalística. Según cuenta la leyenda, Lilith, Naamah, Agrat bat Mahlat y Eisheth Zenunim fueron creadas por Dios para ser potenciales esposas de Adán, pero Adán las rechazó a todas, prefiriendo a Eva.

Las cuatro entonces se fueron del Paraíso y se convirtieron en concubinas de Samael, transformándose así en demonios, como él. Las cuatro son conocidas como los cuatro ángeles de la Prostitución Sagrada, y Eisheth es la más joven de ellas.

Es importante notar que Eisheth Zenunim es la menos conocida y mencionada de las cuatro. De hecho, no aparece en todas las versiones de la Cábala, siendo mencionadas sólo las otras tres. Su nombre, además, puede ser difícil de encontrar, ya que es muchas veces escrito con diferentes variantes. En una edición en la que aparece se dice lo siguiente:

Su príncipe es Samael, SMAL, el ángel del veneno y de la muerte. Su esposa es la prostituta, o la mujer de la prostitución, AShTh ZNVNIM, Isheth Zenuni; y juntos son llamados la bestia, CHIVA, Chioa. Así se completa la trinidad infernal, que es, por así decirlo, la inversa y caricatura del Supremo Creador. Se considera que Samael es idéntico a Satanás.

Sorprendentemente, en este párrafo se sugiere que Samael, Eisheth Zenunim y la Bestia constituyen nada menos que la Trinidad Impía, es decir, el reverso malvado de la Santísima Trinidad.

Súcubo de la Prostitución

Eisheth Zenunim y las otras tres concubinas de Samael no son cualquier clase de demonios. Son súcubos: criaturas de oscuridad con alas de murciélago que visitan a la gente por las noches en sus camas, para seducirlos y robarles su energía vital. En algunos casos, obtienen su semen para con éste engendrar demonios. Así lo explica el Zohar:

Dondequiera que encuentren a hombres durmiendo solos en sus propias casas, se ciernen sobre ellos y se aferran, despertando deseos lujuriosos y teniendo descendencia con ellos.

Como súcubo, el poder de Eisheth Zenunim reside en su belleza y su capacidad de seducir. Pero al parecer ella se destaca en su desenfreno, ya que es la única de los cuatro Ángeles de la Prostitución Sagrada cuyo nombre significa «Mujer de Prostitución».

4 comentarios en “Eisheth Zenunim, Demonio de la Prostitución”

  1. Interesante artículo. Cómo se les llama a los demonios machos que hacen lo mismo que ellas? Es decir los que practican “sexo” con uno mientras dormimos? Quizá porque soy gay esos demonios masculinos son los que en algún tiempo me hicieron gozar en las noches (LOL), pero ya no me pasa. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page