La Trinidad Impía

La Trinidad Impía

La Trinidad Impía es el reverso malvado de la Santísima Trinidad, y está constituída por tres demonios que representan las máximas autoridades del Infierno. Mientras que la Santísima Trinidad es Dios padre, hijo y Espíritu Santo, la Trinidad Impía es vista como sus contrarios o principales enemigos. Los nombres y caracterizaciones de estos tres demonios varían dependiendo del autor y la fuente. Aquí veremos las distintas variantes.

Lucifer, Belcebú y Astaroth

En Demonología, la Trinidad Impía está integrada por los demonios Lucifer, Belcebú y Astaroth. Así lo indican textos antiguos como el Grimorium Verum (o Grimorio Verdadero) y el Gran Grimorio (también conocido como Dragón Rojo). En el Grimorium Verum se explica de la siguiente manera:

En cuanto a los espíritus, algunos son superiores y otros inferiores. Los superiores son Lucifer, Belcebú y Astaroth. Son emperadores, príncipes y condes. Tres espíritus que pueden hacerlo todo.

Según este texto, Lucifer gobierna en Europa y Asia, mientras que Belcebú tiene su dominio en África, y Astaroth en América. El libro describe su apariencia, e incluye instrucciones para invocarlos.

En el Gran Grimorio también se indican los rangos de cada uno de los integrantes de la Trinidad Impía. Lucifer es el más alto en jerarquía, con el título de Emperador. Le sigue el Príncipe Belcebú, y finalmente Astaroth, que es un Gran Duque. El texto contiene los sigilos y sellos de los tres, y también instrucciones para invocarlos.

Satán, el Pecado y la Muerte

En El Paraíso Perdido (1667) de John Milton, la Trinidad Impía está representada por Satán, el Pecado y la Muerte. Del Pecado se dice que es una criatura hermosa, mitad mujer y mitad serpiente, una caracterización muy similar al demonio Lilith. Representa seducción y lujuria. Se dice también que nació de la cabeza de Satán cuando estaba en el Paraíso. Satán amó al Pecado, y juntos concibieron al tercer integrante de la Trinidad Impía: la Muerte.

Al contrario del Pecado, la Muerte es descripta como un monstruo terrible. De ella se dice que es «negra como la noche, brutal como diez Furias, y terrible como el Infierno», y que no puede ser vencida por ningún poder viviente.

Satán, el Anticristo y el Falso Profeta

La caracterización de la Trinidad Impía como Satán, el Anticristo y el Falso Profeta proviene del Libro del Apocalipsis. Los tres aparecen bajo la forma de tres bestias, que surgen en sucesión el Día del Juicio Final: el Gran Dragón Rojo, la Bestia del Mar y la Bestia de la Tierra.

El Gran Dragón Rojo es Satán, y es el primero en aparecer. Es descripto teniendo siete cabezas y diez cuernos, y una corona sobre cada cabeza. Según la profecía, todo el mundo lo adorará. Luego surgirá la Bestia del Mar, y el Gran Dragón le dará autoridad a esa bestia, con lo cual también será adorada. Finalmente aparecerá la tercer Bestia, de la que se dice que tiene cuernos de carnero, y voz de dragón. Esta tercer bestia, también llamada el Falso Profeta, hará grandes milagros, y causará que todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, reciban la Marca de la Bestia.

Así como la Santísima Trinidad está conformada por Dios, Cristo y el Espíritu Santo, la Trinidad Impía representa, respectivamente, al Anti-Dios, el Anti-Cristo, y el Anti-Espíritu.

Behemot, Ziz y Leviatán

Dentro de la mitología judaica, la Trinidad Impía está representada por tres Bestias primordiales, monstruos del Caos. Se trata de Behemot, Leviatán y Ziz. Los tres son animales colosales, y diversas profecías aseguran que emergerán en el fin de los tiempos.

Behemot es la bestia de la tierra, y es usualmente descripto a semejanza de un hipopótamo o elefante gigante. Leviatán es la bestia del mar, y es una serpiente marina. Ziz, por su parte, es la bestia del aire, y se dice que es tan inmensa que puede ocultar el sol con sus alas.

1 comentario en “La Trinidad Impía”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page