El Demonio Leviatán, Serpiente del Caos

Leviatán demonio

Los antiguos griegos lo llamaron Ceto. Los egipcios lo conocieron como Apofis. Los mesopotámicos lo llamaron Tiamat. Los cananeos, Lotan. Y los escandinavos, Jörmungandr. Pero en el Satanismo es el demonio Leviatán, la Serpiente del Caos, Bestia Primordial del Abismo. Aquí conoceremos más sobre este demonio, el más antiguo de todos.

Origen del nombre Leviatán

La palabra Leviatán proviene del hebreo «Livyatan» (לִוְיָתָן), que significa «retorcerse, girar, enrollarse». Una muestra de la importancia de este demonio es que las cuatro letras de su nombre hebreo están contenidas en el pentagrama invertido, uno de los símbolos satánicos más importantes.

Pentagrama invertido, con el nombre de Leviatán resaltado.
Pentagrama invertido, con el nombre de Leviatán resaltado.

La Serpiente del Caos

La razón por la que Leviatán aparece de una u otra forma en religiones y mitologías alrededor del mundo es debido a que uno de los mitos de la creación más repetidos es que el universo fue creado como resultado de Chaoskampf, una batalla entre el Orden y el Caos. El Orden estaba representado por un dios o héroe de leyenda, mientras que el Caos por una serpiente marina, conocida como la Serpiente Primordial o Serpiente del Caos.

Muchos creen que este mito de la creación no se condice con el del Génesis de la Biblia cristiana o hebrea, pero lo cierto es que ambas son compilaciones de manuscritos de diversos autores y orígenes, y han sido editadas y modificadas a lo largo de su historia.

Uno de los fragmentos removido de los textos originales es el relato de que Yahweh creó el universo como resultado de batallar con una serpiente primordial. A pesar de que esta leyenda fue eliminada, quedan algunos rastros de ese mito en algunos pasajes, como en los Salmos 74, 89 y 93. En el Salmo 74, de hecho, se menciona a Leviatán por nombre. También aparece en el Libro de Isaías y el Libro de Job.

Las tres Bestias Primordiales

De acuerdo al Libro de Enoch, Leviatán es una de las tres Bestias Primordiales, junto a Behemot y Ziz. Mientras que Leviatán tiene dominio en las profundidades del Abismo, Behemot domina en la tierra, y Ziz en el aire. Se conoce como el Abismo a las aguas primordiales o el caos del cual el mundo fue supuestamente creado.

Las tres bestias son de tamaño inmenso, y se dice que resurgirán durante el Apocalipsis. La tríada de Leviatán, Behemot y Ziz es considerada una de las formas de la Trinidad Impía, es decir, de la trinidad que se opone a la Sagrada Trinidad.

Behemot, Leviatán y Ziz
Behemot, Leviatán y Ziz

La apariencia de Leviatán

Leviatán es por lo general representado como una serpiente marina de dimensiones colosales. También a veces se lo describe y representa como un dragón, pez gigante o cocodrilo. En cualquiera de los casos, es siempre una criatura acuática gigante. Si bien en ilustraciones aparece muchas veces con una sola cabeza, tiene muchas. Esto hace de Leviatán un demonio imbatible, porque, a la manera de una hidra, si una cabeza es herida, de todos modos las restantes se alzarán.

Otras cosas que se dicen de Leviatán es que tiene tantos ojos como días el año. Que de sus fauces sale fuego, y de sus narices, humo. Sus escamas son tan radiantes que oscurecen el sol. Se dice que a su paso expele un hedor espantoso y asfixiante. Sus escamas son tan fuertes que ningún arma humana puede dañarle.

Al ser una de las Bestias Primordiales, Leviatán, a diferencia de otros demonios, no es uno de los ángeles caídos. Su apariencia original es, de por sí, monstruosa. Se dice que puede exhalar fuego, y que las escamas de su cuerpo son impenetrables. Leviatán suele ser identificado con la Bestia del Apocalipsis mencionada en el Libro del Apocalipsis, que es descripta como una bestia escarlata que tiene siete cabezas y diez cuernos, con coronas sobre cada cuerno, y sobre cada cabeza un nombre blasfemo. Aparece siendo montada por la Ramera de Babilonia.

La imagen de Leviatán como criatura marina antigua que precede a la creación es probablemente lo que inspiró a Lovecraft para crear a Cthulhu y a los Profundos o Primordiales.

En el Diccionario Infernal

En la edición española del Diccionario Infernal de Collin de Plancy, publicada en 1842, se lee en referencia a Leviatán:

Gran almirante del infierno, gobernador de las regiones marítimas de Belcebú. Wierio le llama el gran embustero, siguiendo las sagradas escrituras. Hase inmiscuido en poseer en todos los tiempos, a las mujeres principalmente y a los hombres que corren el mundo. Les enseña a mentir e imponer a las gentes. Es tenaz, firme en sus puesto y difícil de exorcizar. (…) Este pez es monstruoso, y se traga entero de una sola vez a otro pez que sin embargo de ser menor que él, no deja de tener tres leguas de largo. Todas las aguas lleva encima Leviatán.

En la Biblia Satánica

En la Biblia Satánica de Anton LaVey, Leviatán es uno de los cuatro Príncipes de la Corona del Infierno, junto a Satán, Lucifer y Belial. Esta clasificación proviene de un grimorio antiguo conocido como El Libro de Magia Sagrada de Abramelín el Mago o, simplemente, Libro de Abramelín. Leviatán representa al mar y al oeste.

El cuarto y último libro de la Biblia Satánica lleva por título «Libro de Leviatán», y contiene instrucciones para la práctica de la Magia Satánica. En específico, contiene invocaciones para conjuros de Deseo, Destrucción y Compasión, una lista de nombres infernales, y las Llaves Enoquianas.

La Cruz de Leviatán

Cruz de Leviatán es otro de los nombres de la Cruz Satánica, el símbolo de la Iglesia de Satán. Se trata del antiguo símbolo alquímico del azufre, pero también se asocia a Leviatán ya que semeja una serpiente con varias cabezas. El símbolo aparece en la Biblia Satánica, al comienzo de las Nueve Declaraciones Satánicas.

Leviatán como símbolo representa, al ser una bestia de las profundidades, animalidad cruda, atavismo y el inconsciente reprimido.

Cruz de Leviatán o Cruz Satánica.
Cruz de Leviatán.

2 comentarios en “El Demonio Leviatán, Serpiente del Caos”

    1. Hola! No tenemos conocimiento de que exista ningún sigilo de Leviatán, al menos en textos antiguos. El símbolo con el que más frecuentemente se lo asocia es la Cruz de Leviatán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page