El Camino de la Mano Izquierda

Camino de la Mano Izquierda

Se suele decir que el Satanismo se enmarca dentro de las religiones y/o tradiciones esotéricas pertenecientes al Camino de la Mano Izquierda, pero pocos saben de dónde proviene esta expresión. Aquí esclarecemos su significado y origen.

Qué es el Camino de la Mano Izquierda

La denominaciones «Camino de la Mano Derecha» y «Camino de la Mano Izquierda» se utilizan para diferenciar entre dos tendencias del esoterismo: por un lado la que adscribe a las pautas sociales y la moral más tradicional, y por el otro las prácticas tabú, de aquellos que prefieren desafiar las convenciones. El Camino de la Mano Derecha es espiritual y altruista, mientras que el Camino de la Mano Izquierda se centra en la satisfacción de los propios deseos egoístas, el materialismo y el librepensamiento.

Dentro del Camino de la Mano Derecha encontramos a la magia blanca y las religiones neopaganas como la wicca. A veces dentro del Camino de la Mano Derecha se incluyen también a las religiones abrahámicas (cristianismo, judaismo e islamismo). En el Camino de la Mano Izquierda encontramos, entre otros, al Satanismo, el vudú y la magia sexual. En algunos casos la división puede no ser clara, y existen opiniones enfrentadas sobre cómo encuadrar determinadas religiones y organizaciones como Thelema y la masonería.

Primeros usos de la expresión

La distinción entre un «Camino de la Mano Derecha» y un «Camino de la Mano Izquierda» nació en occidente de la mano de la ocultista y medium Helena Blavatsky, quien por primera vez utilizó las expresiones en 1888 en su libro La Doctrina Secreta. Para Blavatsky, el Camino de la Mano Derecha y el Camino de la Mano Izquierda refieren, respectivamente, a la magia blanca o benéfica, y a la magia negra o maléfica.

Pero Blavatsky no inventó estas clasificaciones, sino que las tomó del Vajrayana o budismo tántrico durante sus viajes en India. Dentro del Vajrayana se distinguen dos vertientes: Dakshinachara (que significa «camino de la derecha» en sanscrito) y Vamachara («camino de la izquierda»). El primero consiste en prácticas tradicionales como el ascetismo y la meditación, mientras que el segundo involucra prácticas heterodoxas.

Para el hinduismo tántrico, en el Camino de la Mano Derecha, el adepto siente que existe algo «superior a sí mismo», mientras que en el Camino de la Mano Izquierda, él mismo es el «soberano supremo».

El célebre místico Aleister Crowley fue uno de los que, además de Blavatsky, también utilizó la expresión «Camino de la Mano Izquierda». Contrariamente a lo que uno pudiera suponer, Crowley no se identificó con la Mano Izquierda y utilizó la expresión en sentido negativo, igual que Blavatsky.

Anton LaVey, padre del Satanismo simbólico, adoptó las categorías de Blavatsky y por primera vez usó la expresión «Camino de la Mano Izquierda» en sentido positivo en lugar de peyorativo, identificándose él mismo con esta corriente e incluyendo al Satanismo en ella.

La mano «sucia»

Asociar el lado izquierdo con Satán y lo impío es una tradición muy antigua y que precede a Blavatsky y a LaVey por siglos. Casi universalmente, el lado derecho es asociado con todas las cosas buenas y puras, mientras que el izquierdo es denostado y considerado de mala suerte. Incluso en español la mano derecha es también llamada la mano «diestra» (del latín, dexteram), y la izquierda, la «siniestra» (sinistram).

Ya en la antigüedad grecorromana, el lado izquierdo era visto como inferior y profano, y en el medioevo el uso de la mano izquierda era relacionado con la brujería. En Nueva Zelanda, los maoríes consideraban el lado derecho divino, mientras que el lado izquierdo estaba relacionado con la maldad y los demonios. Los musulmanes creen que los espíritus benignos le hablan a la gente en los oídos derechos, mientras que los malignos hablan en los oídos izquierdos.

En el Judaísmo también está presente el lado izquierdo como sinónimo de maldad. Se creía que los aspectos buenos y positivos de la creación provenían de la mano derecha de Dios, mientras que la mano izquierda era la que usaba para juzgar y castigar. El texto cabalístico conocido como el Tratado de la Emanación Izquierda está dedicado, justamente, a los espíritus que han emanado del lado izquierdo, y es considerado el primero en ofrecer un concepto comprehensivo del Mal. El texto relata la historia de los demonios Samael y Lilith.

En la Biblia cristiana también existen numerosos pasajes que distinguen entre ambos lados. Por citar tan sólo un ejemplo:

Cuando el Hijo del hombre venga en su gloria, con todos sus ángeles, se sentará en su trono glorioso. Todas las naciones se reunirán delante de él, y él separá a unos de los otros, como separa el pastor las ovejas de las cabras. Pondrá las ovejas a su derecha, y las cabras a su izquierda. (Mateo 25:31-34)

Ahora bien, ¿de dónde proviene este simbolismo? El estigma de la mano izquierda tiene su origen en los hábitos higiénicos de la antigúedad. Tradicionalmente, la mano derecha (usualmente la dominante) era usada para las actividades cotidianas como comer y saludar, mientras que la mano izquierda para limpiarse luego de defecar. Incluso hoy en día en el mundo árabe se utiliza la mano izquierda para limpiarse el trasero, en lugar de papel higiénico como en occidente. Por eso, se considera de mala educación y un hábito repugnante tocar comida o a otra persona con la mano izquierda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page